Post

¿Padezco Disbiosis?

por Floratil | 23 febrero, 2021 | 0 comentarios
tired man

Tu Microbiota Intestinal ejerce funciones tan importantes para el resto de tu organismo que la comunidad científica está considerando darle el estatus de órgano. Para desempeñar todas estas funciones tan importantes en tu día a día, es necesario que tu Microbiota Intestinal esté en armonía y equilibrio. Casi podemos imaginarla como una comunidad de microorganismos (entre los que se encuentran bacterias, virus, arqueas, hongos y levaduras), conviviendo pacíficamente y conservando un equilibrio en su cantidad, diversidad y composición, a este estado ideal se le conoce como “eubiosis”.
Pero…¿Qué sucede cuando este conjunto de billones de microorganismos es alterado y pierde su equilibrio y armonía?, cuando esto pasa, se dice que nuestra Microbiota entra en un estado de “disbiosis”.

La disbiosis se define como un desequilibrio cualitativo (en su calidad) y cuantitativo (en su cantidad) de los microorganismos que conforman la Microbiota Intestinal, en otras palabras, la armonía de tu Microbiota Intestinal se altera: se reducen ciertas colonias de microorganismos para dar paso a la proliferación de otras.

También puede interesarte: «Eubiosis, ¿Qué es?».

Esta alteración en la composición de la Microbiota Intestinal, si bien no provoca condiciones graves, es predisponente de padecimientos que, aunque comunes, no deben pasarse por alto, ya que alteran la calidad de vida de quien la padece y se manifiesta con síntomas tan incómodos como la diarrea, entre otros.

Consecuencias de la disbiosis
Aunque no de manera determinante, presentar disbiosis se ha asociado a:

  • Síntomas digestivos
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Síndrome metabólico.
  • Alergias.
  • Diabetes.
  • Deficiencia en la respuesta inmunitaria.
  • Mala absorción de nutrientes.
  • Control deficiente de microorganismos dañinos.
  • Infecciones recurrentes.
  • Padecimientos cardiovasculares.
  • Desórdenes neurológicos.
  • Fatiga crónica.
  • Síndrome de Intestino Irritable.
  • Ciertos tipos de cáncer.

¿Cómo saber si estás propenso a presentar disbiosis intestinal?
Existe una serie de factores (nuevamente aclaramos: no determinantes) que podrían conjugarse para que una persona desarrolle disbiosis intestinal. Algunos son fisiológicos (no tuvimos intervención en ellos), pero otros tienen relación directa con el estilo de vida y, por consecuencia, pueden modificarse.

A continuación te presentamos un listado de factores de riesgo que predisponen a cualquier persona a presentar disbiosis intestinal, para que identifiques los que puedes modificar y actuar en consecuencia, a favor de la conservación del equilibrio de tu Microbiota Intestinal:

  • Cesárea como vía de nacimiento.
  • No haber recibido alimentación al seno materno.
  • Consumo de antibióticos.
  • Cambios de hábitos alimenticios.
  • Higiene excesiva.
  • Estrés.
  • Consumo frecuente de grasas saturadas.
  • Ingesta deficiente de alimentos ricos en fibra.
  • Tabaquismo.
  • Consumo frecuente de alcohol.
  • Polifarmacia (ingesta de más de dos medicamentos o consumo de medicamentos en grandes cantidades).
  • Dietas desequilibradas.
  • Alimentación rica en proteína animal.
  • Abundante consumo de azúcares simples.

Estos son algunos factores que se han identificado como predisponentes para entrar en un estado de disbiosis intestinal. Si padeces algunos de ellos y ya presentas síntomas o molestias, te sugerimos acudir con tu médico para que te aconseje la mejor manera de reestablecer el equilibrio de tu microbiota (mediante la prescripción de un probiótico en presentación farmacéutica), y llevarlo nuevamente a ese estado tan deseado de eubiosis.

¡Que la disbiosis no te detenga!

Lectura recomendada: «¿En qué casos es necesario tomar probióticos»?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.