5 funciones sorprendentes de tu Microbiota Intestinal

por Floratil | 18 febrero, 2021 | 0 comentarios

Está compuesta por más de 100 billones de microorganismos invisibles para el ojo humano, pero desempeña funciones vitales en la vida de todas las personas desde su nacimiento.

Estamos hablando de la Microbiota Intestinal, ese conjunto de bacterias, hongos, virus y levaduras que habitan en nuestro tracto gastrointestinal y que colaboran en la realización de funciones nutritivas, metabólicas e inmunes tan importantes como sorprendentes para el mantenimiento de la vida humana. Aquí te explicamos algunas:

1. Fabrica y sintetiza nutrientes y vitaminas.
Como parte de sus funciones metabólicas, nuestra microbiota crea nutrientes a partir de residuos alimenticios no digeribles como ciertas fibras y carbohidratos. Produce ácidos grasos de cadena corta, que son benéficos para el organismo por su importancia en la salud digestiva.
Además, la microbiota intestinal participa en la síntesis de vitaminas como la B12 (cobalamina), B6 (piridoxina), B1 (tiamina), B3 (niacina) y ácido fólico, todas ellas importantes para la salud del sistema nervioso central.

2. “Educa” a tu sistema inmunitario.
¿Cómo es posible que un conjunto de microorganismos pueda realizar esta importante labor de entrenamiento de tu sistema inmunitario?.
Te lo explicamos de la manera más sencilla: tu microbiota enseña al sistema inmunitario a distinguir entre microorganismos benéficos y microorganismos nocivos.
De esta forma, tu sistema inmune sólo ataca a los microorganismos nocivos, causantes de enfermedad, y respeta a los benéficos, dejándolos permanecer en el organismo. A este mecanismo se le llama “modulación de la respuesta inmune”.

3. Te defiende de microorganismos nocivos.
Nuestra microbiota intestinal promueve la producción del moco gástrico que forma un recubrimiento al interior del intestino y ejerce una función de barrera, evitando que los microorganismos patógenos se instalen y causen infecciones.
Cuando los microorganismos nocivos se adhieren a esta barrera mucosa, quedan atrapados y luego son eliminados con ayuda de los movimientos intestinales.
Además, nuestra microbiota produce sustancias bactericidas, impidiendo que las bacterias oportunistas proliferen, conservando un sano equilibrio entre microorganismos benéficos y nocivos.

4. Influye en tu peso corporal.
Se ha observado que la composición de nuestra microbiota ejerce un papel determinante en nuestro peso corporal. Al estudiar ratones, científicos observaron que los roedores con microbiota intestinal alterada eran más susceptibles a la acumulación de grasa, obesidad y enfermedades metabólicas como la diabetes.
Dichos hallazgos fueron extrapolados a humanos, encontrando que los pacientes obesos suelen tener una microbiota desequilibrada, presentando una mayor proporción de bacterias gram-negativas. Esta misma relación ha sido observada en pacientes diabéticos.

Sin embargo, se siguen llevando a cabo estudios más profundos para determinar si la relación entre obesidad y una microbiota desequilibrada es causal o meramente casual.

5. Te ayuda a ser feliz.
Esta pareciera ser la función más inverosímil de la microbiota, pero es verdad, nos ayuda a ser felices.
Recientes investigaciones han revelado un importante canal de comunicación entre el sistema gastrointestinal y el cerebro, denominado “eje intestino-cerebro”. Estos hallazgos han demostrado que los diversos microorganismos que componen nuestra microbiota son capaces de producir sustancias neutrotransmisoras importantísimas para el sistema nervioso central, como el GABA (ácido gamma-aminobutírico), acetilcolina, noradrenaina, dopamina y serotonina, esta última involucrada en procesos intestinales y anímicos, ya que un déficit de ésta conduce a estados depresivos.

¿Ahora estás convencido de las impresionantes funciones que desempeña tu microbiota? ¡Cuídala!.

Consulta a tu Médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *