La Microbiota Intestinal masculina y femenina, ¿iguales o diferentes?

por Floratil | 24 febrero, 2021 | 0 comentarios

Se dice que “los hombres son de marte y las mujeres, de venus”. ¿Esta aseveración también aplica para la Microbiota Intestinal? En este artículo trataremos de descifrar si existen diferencias entre la microbiota masculina y la femenina.

Comencemos desde el principio. ¿De dónde proviene la Microbiota Intestinal, anteriormente conocida como “Flora” Intestinal? Diversas corrientes de investigación señalan que la Microbiota se adquiere a partir del momento del nacimiento, mientras que otras consideran que se desarrolla durante la gestación, al igual que el resto de los órganos del cuerpo humano.

Cualquiera que sea la teoría más acertada, lo que es un hecho es que la Microbiota Intestinal nos acompaña desde el nacimiento y hasta el final de nuestra vida, pasando por diversos cambios en las distintas etapas por las que atravesamos y distintos momentos y eventualidades que pueden llegar a desequilibrarla, es decir, llevarla a un estado de “disbiosis”.

El entendimiento de la Microbiota Intestinal se ha centrado en descifrar sus numerosas funciones, los factores que la benefician o la desequilibran, los procesos por los que atraviesa a lo largo de la vida, y hasta los hábitos que la favorecen o perjudican, pero ¿existen diferencias de acuerdo con el género al que se pertenece?.

Un estudio reciente publicado por investigadores estadounidenses pertenecientes a distintos centros de investigación, postula que efectivamente existen diferencias sustanciales entre la Microbiota Intestinal de los hombres y la de las mujeres. Entre sus hallazgos determinaron que las mujeres tienen menor cantidad de bacteroidetes (una especie de bacteria presente en la Microbiota Intestinal), que los hombres, entre otras diferencias en su composición.

Los investigadores se basaron en teorías anteriores que señalaban que las hormonas sexuales son las responsables de estas diferencias en modelos animales, pero no se había llegado a una conclusión en humanos. Por eso decidieron emprender nuevas indagaciones considerando el nivel de esteroides sexuales y de estrógenos, así como el tejido graso y la ingesta de fibra, el alimento preferido de la Microbiota Intestinal.

Como parte de sus conclusiones, los académicos señalan: “Nuestros hallazgos sugieren que el sexo, el índice de masa corporal y la ingesta de fibra alimentaria contribuyen a dar forma a la microbiota intestinal en los humanos. Una mejor comprensión de este vínculo podría tener implicaciones muy relevantes para la salud gastrointestinal y la prevención de enfermedades”, y anunciaron que profundizarán sobre el tema en futuros estudios con muestras más numerosas.

Otra investigación de una universidad situada en los países bajos, determinó que las mujeres poseen una Microbiota Intestinal “mejor que la de los hombres”, en términos de diversidad, lo que se traduce en un mejor funcionamiento. Esta teoría tiene cierta lógica si consideramos que, de acuerdo con estereotipos, las mujeres son más propensas a incluir fibra vegetal en su dieta, mientras que los hombres consumen una mayor cantidad de proteína animal.

Con base en estos y otros estudios publicados y en desarrollo, hasta el momento se puede afirmar que existen diferencias significativas entre la Microbiota Intestinal masculina y femenina, determinadas no sólo por los distintos hábitos alimenticios, sino por factores como las hormonas sexuales, entre otros que están en observación y que seguramente darán noticias de las cuales hablar en los próximos años.

¿Cómo cuidas tu Microbiota Intestinal?

Consulta a tu Médico


Compra Floratil® en estos establecimientos. Da clic en la imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *