Post

Firmicutes y Bacteroidetes, los protagonistas de tu Microbiota Intestinal

por Floratil | 19 febrero, 2021 | 0 comentarios

La Microbiota Intestinal (antes llamada “flora intestinal”), comenzó a ser estudiada hace más de un siglo, cuando se supo que el intestino estaba colonizado por bacterias útiles en procesos como la digestión y el metabolismo.Hoy se conoce que la Microbiota Intestinal de cada persona es única e irrepetible y está integrada por alrededor de 100 billones de microorganismos —en su mayoría bacterias—, y se caracterizan por ser “anaerobios”, es decir, que no pueden vivir en la presencia de oxígeno, o bien, son extremadamente sensibles a este elemento.

Ya hemos hablado de que la Microbiota Intestinal es un ecosistema compuesto por bacterias, virus, hongos, levaduras y otros microorganismos residentes de manera natural y armónica en el intestino y que desempeñan funciones clave, no sólo a nivel digestivo, sino que también tienen una clara influencia en procesos neurológicos, inmunitarios, respiratorios y otros de gran relevancia para el bienestar humano.

Pero, ¿Cómo está compuesto este complejo ecosistema intestinal?.

La microbiología es una ciencia que ha evolucionado a pasos agigantados. En 1980, se conocía la existencia de apenas 1,791 especies bacterianas, mientras que en la actualidad se tienen identificadas más de 12,000.

Lo mismo ocurre con el estudio microbiológico de la Microbiota Intestinal: a medida que se le analiza, se descubren e identifican más a detalle las especies que la conforman, lo cual ayuda a comprender la función de cada grupo y su relación con los otros.

Hasta hoy, se sabe que el panel que conforma la Microbiota Intestinal está integrado por entre 15 y 20 especies de microorganismos, pertenecientes a 7 filos, que es la forma en la que se categorizan los seres vivos a nivel taxonómico.

Los filos (o tipos) dominantes en la Microbiota Intestinal son del orden de las bacterias, entre ellos los más comunes son: Firmicutes y Bacteroidetes. Los primeros, también conocidos como endobacterias, se han identificado como responsables de la obesidad en personas cuya proporción de Firmicutes es mayor a la de Bacteroidetes.

Asimismo, se ha sugerido que una dieta rica en proteína animal y grasas saturadas promueve la proliferación de este tipo de bacterias en la Microbiota Intestinal.

Por su parte, los Bacteroidetes, identificados como bacterias gramnegativas, están presentes de forma importante en el tracto digestivo humano, pero se sabe que también tiene presencia en el tracto intestinal otros mamíferos e incluso de aves y algunos invertebrados.

En esencia, los bacteroidetes desempeñan importantes funciones a nivel metabólico e inmunológico, además de que controlan la colonización de bacterias patógenas.

Especies subdominantes

Si bien los Firmicutes y los Bacteroidetes son los filos predominantes en la Microbiota Intestinal, no son los únicos residentes de este maravilloso y sorprendente ecosistema.

En menor cantidad, pero no por eso menos importantes, también son residentes de la Microbiota Intestinal: Actinobacterias, Proteobacterias, Verrucomicrobios, Fusobacterias y Cyanobacterias, además de enterococos, lactobacilos, estreptococos, y especies transitorias como las levaduras, y otras que serán tema en otra entrega de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.