Post

¿Dónde se encuentran los probióticos?

por Floratil | 19 febrero, 2021 | 0 comentarios
kimchi coleslaw - fushion food

El término “probiótico” es relativamente nuevo y significa “a favor de la vida”, en la actualidad se le emplea para referirse a los microorganismos vivos que al administrarse en cantidades adecuadas confieren beneficios a la salud del huésped. Los probióticos más comunes están fabricados a partir de levaduras o bacterias, pues se ha demostrado que en los seres humanos actúan favorablemente sobre la Microbiota intestinal.

Su importancia es tal, que a principios del siglo pasado el ruso Eli Metchnikoff, ganador del Premio Nobel, afirmó que “la dependencia de los microbios intestinales con respecto a los alimentos hace posible adoptar medidas para modificar la flora (ahora conocida como Microbiota Intestinal) de nuestro organismo y sustituir los microorganismos nocivos por microorganismos benéficos y útiles”.

Años más tarde, R Fuller, en su libro Probiotics in a man and animals, definió a los probióticos como “un suplemento dietético a base de microorganismos vivos que afectan beneficiosamente al huésped, mejorando su equilibrio intestinal”.

Es importante conocer un poco de la historia y definición de los probióticos, pero ¿en dónde podemos encontrarlos? Básicamente en alimentos fermentados elaborados a partir de microorganismos o levaduras.

Alimentos probióticos

Para poder obtener el grado de probióticos, los microorganismos que se alojen en los alimentos deben tener la capacidad de aportar beneficios a la salud de quien los ingiere y, por lo tanto, no todos pueden jactarse de eso.

No debemos olvidar que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los probióticos deben reunir tres características indispensables:

  • Ser un microorganismo vivo
  • Ser administrado en cantidades adecuadas
  • Conferir un beneficio a la salud del huésped

En el caso de los alimentos probióticos, en su mayoría son alimentos fermentados contienen levaduras y bacterias que pueden ayudar a mejorar tu desempeño intestinal y por lo tanto a gozar de una mejor salud. Y, por si fuera poco, la mayoría son realmente deliciosos.

Entre los más consumidos están:

  • Yogurt natural, que además es fuente de proteínas.
  • Aceitunas, de alto contenido de levaduras y bacterias por su permanencia en salmuera y vinagre. Aunque se deben consumir moderadamente por su alto contenido de sodio.
  • Col fermentada, que combina la acción prebiótica y la probiótica, uno de los alimentos favoritos de los alemanes.
  • Alimentos orientales como el miso, pasta de semillas de haba o soya que se fermenta con arroz, cebada y sal marina, y el temphe, elaborado a partir de soya fermentada y cuya apariencia y textura recuerdan al queso fresco.
  • También podemos mencionar algunas bebidas como la kombucha y el kéfir de leche.

Mejor nutrición, mejor salud

Constantemente escuchamos decir a los médicos que mejorar nuestra alimentación es primordial para mantenernos sanos: reducir la ingesta de comida chatarra, y azucares, entre otros, y qué mejor manera de hacerlo que consumiendo alimentos con contenido probiótico. Tu intestino te lo agradecerá tanto que podrás verlo reflejado hasta en tu estado de ánimo.

Además de los alimentos mencionados que se consideran ricos en probióticos, también existen presentaciones farmacéuticas, que incluyen probióticos bacterianos y los elaborados a base de levaduras, éstas últimas generan un efecto positivo en la Microbiota Intestinal, frenan los efectos tóxicos de los microorganismos nocivos en el organismo, y son capaces de restaurar tu Microbiota Intestinal a un estado saludable.

Sin embargo, no olvides que antes de cualquier decisión debes consultar a tu médico, quien te ofrecerá la mejor opción de acuerdo con tus necesidades y estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.