Post

Causas de Diarrea no Infecciosa

por Floratil | 23 febrero, 2021 | 0 comentarios

La diarrea se define como una disminución en la consistencia de las evacuaciones (líquidas o aguadas) y un incremento en la frecuencia de las evacuaciones (por lo general más de 3 en un día). A diferencia de lo que la mayoría de las personas piensan, la diarrea no es una enfermedad, sino un síntoma. Esto significa que es la manifestación clínica de una enfermedad, que puede ser ocasionada por múltiples factores y que en ocasiones puede presentarse acompañada de otros síntomas como falta de apetito, vómitos, pérdida de peso aguda, dolor abdominal y fiebre.

La diarrea se clasifica por tiempo de duración en:

  1. Aguda: por lo general dura menos de 7 y no más de 14 días.
  2. Persistente: diarrea que inició como diarrea aguda pero que se prolongó por más de 14 días.
  3. Crónica: diarrea que se prolonga por más de 1 mes.

En cuanto se presenta, debes estar atento a los datos de alarma que te sugieren acudir al médico, con el fin de prevenir complicaciones que incluso pueden llegar a ser graves.

La diarrea también se puede clasificar por la causa que la provoca:

  • Infecciosa: se le denomina así cuando es causada por microorganismos los cuales pueden ser virus, bacterias o parásitos alojados en alimentos o agua que causan una intoxicación alimentaria. Por lo general la diarrea infecciosa está acompañada de fiebre, vómito y dolor estomacal.
    La mayoría de las diarreas infecciosas son de origen viral. Los virus que más la generan son el rotavirus, norovirus, astrovirus y adenovirus. Tarda alrededor de dos días en hacerse presente después de la exposición al virus y desaparece sin necesidad de tratamiento antibiótico, con medidas de hidratación, alimentación y para resolución de los síntomas.
    Cuando la diarrea es de origen bacteriano, generalmente requiere la prescripción de antibióticos y suele durar más de tres días.
  • No infecciosa: se le llama así cuando no está causada por ningún microorganismo (virus, bacteria o parásito). En ocasiones desaparece de manera espontánea y no se acompaña de otros malestares.

Lectura recomendada: «¿En qué casos es necesario tomar probióticos?»

Entre las diarreas no infecciosas más comunes están las causadas por:

  • Medicamentos como antibióticos, tratamientos contra el cáncer -como quimioterapia y radiación- y antiácidos que contienen magnesio o laxantes.
  • Intolerancia y sensibilidad a ciertos alimentos, como la grasa o la lactosa.
  • Enfermedades del estómago, el intestino delgado o el colon; por ejemplo, Síndrome de Intestino Irritable o Enfermedad inflamatoria Intestinal como la Colitis Ulcerativa y la Enfermedad de Crohn.
  • Algunas personas podrían presentar diarrea no infecciosa después de una cirugía de estómago o de intestino debido a que algunas intervenciones quirúrgicas pueden impedir la adecuada absorción de nutrimentos y agua durante el periodo de recuperación.
  • En las alergias alimentarias, uno de los principales síntomas puede ser la diarrea. En algunas ocasiones si la alergia es más severa se puede ver acompañada de otros síntomas como exantema (presencia de ronchitas en la piel), vómito y en los casos más graves, dificultad respiratoria.

Datos de alarma

Sin duda, todos hemos sufrido al menos algún episodio de diarrea en nuestra vida; sin embargo, existen algunos datos de alarma que te orientarán para acudir al médico con el fin de prevenir complicaciones que podrían llegar a ser graves.

Recuerda que lo peligroso de la diarrea es la deshidratación, la cual se genera debido a la constante deposición acuosa, pues el agua que debería ser absorbida por tu intestino grueso, está siendo desechada. La deshidratación es uno de los signos de alerta más importantes y urgentes de atender, ya que puede complicar el cuadro clínico. Otro dato de alarma es una diarrea aguda que se convierta en persistente. No te esperes a acudir al médico si tienes una diarrea que dura más de 7 días.

Para tomar en cuenta

El equilibrio en la calidad y cantidad de tu microbiota intestinal es fundamental para tu salud. Durante los episodios de diarrea, la microbiota intestinal pierde su equilibrio (disbiosis), y en algunas ocasiones es la razón por la cual una diarrea aguda se puede volver persistente e inclusive crónica.

Puedes prevenir la disbiosis y reestablecer tu microbiota intestinal con la ingesta de Probióticos, de preferencia a base de levaduras. Consulta a  tu médico, él te recomendará la presentación farmacéutica más adecuada y la dieta que te ayudará reforzar y acelerar la recuperación de tu salud intestinal.

¡Que nada te detenga!

También puede interesarte: «¿Qué tipos de probióticos existen?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.