Eubiosis: ¿qué es?

por Floratil | 23 febrero, 2021 | 0 comentarios

Llamamos Eubiosis al estado de salud de la microbiota, es decir, el estado en el que la Microbiota de tu cuerpo es normal y equilibrada y cumple todos los requisitos para que puedas beneficiarte de sus funciones sobre la salud a nivel metabólico, inmunitario, neuronal y de barrera protectora, propias de un individuo sano.

La Microbiota está compuesta por una red compleja de microorganismos “buenos” que son básicos para la defensa del organismo ante las enfermedades, y que ayudan también al funcionamiento de tu sistema endócrino (hormonal) e incluso del Sistema Nervioso Central.

En un estado de Eubiosis, tu organismo goza de una Microbiota equilibrada y diversa, con una cantidad de cepas protectoras que superan por mucho a las perjudiciales, lo cual asegura un funcionamiento óptimo, que depende de factores como:

  • Tipo de alimentación: Recuerda que eres lo que comes, si tu alimentación no es adecuada todo tu organismo resulta afectado.
  • Estilo de vida: Si bien la Microbiota se va transformando a lo largo de tu vida, el ejercicio y la reducción de los niveles de estrés son factores que favorecen la buena salud en general, pero también la de tu Microbiota Intestinal.
  • Historia clínica: Las enfermedades que has padecido determinan la calidad de tu Microbiota, sobre todo si el consumo de antibióticos ha sido una constante.

Por otra parte, la Disbiosis es un estado en el cual tu Microbiota Intestinal sufre un desequilibrio en su composición causando diversos malestares como:

  • Diarrea, ya que la falta de ciertos tipos de microorganismos y la abundancia de otros, causan inflamación intestinal.
  • Estreñimiento, debido a la mala absorción de los alimentos y el lento tránsito intestinal.
  • Enfermedades hepáticas, ya que se impide la eliminación de toxinas por vía intestinal.
  • Obesidad, al promover la acumulación de grasa en el organismo.

La Disbiosis incluso se ha relacionado como factor de riesgo de diversos padecimientos como alergias, diabetes tipo 2, enfermedades celiacas, e incluso algunos trastornos mentales, como depresión o ansiedad.

Importancia de la Eubiosis

Desde tu nacimiento se genera una relación simbiótica entre la Microbiota y tus células, la cual se va afianzando a lo largo de tu desarrollo, adaptándose a los cambios, a tal grado que se habla de la “resiliencia” de la Microbiota, ya que tiene una gran capacidad de adaptación frente a un agente perturbador o una situación dañina para, de forma casi natural, recuperarse para volver a su estado inicial y permitirle a tu organismo regresar a su estado de equilibrio, la Eubiosis.

Los cambios en la Microbiota pueden darse por razones naturales; es decir, a medida que tu organismo se desarrolla se van modificando tus costumbres, tu alimentación, los lugares que frecuentas y la gente con la que convives, ello genera que los microorganismos que la componen se modifiquen en número y tipo para hacer frente a los agentes patógenos.

Sin embargo, en ocasiones las alteraciones se deben al constante consumo de medicamentos, sobre todo antibióticos, los cuales deseuilibran la Microbiota de forma considerable, dejando a tu cuerpo vulnerable y en un estado de Disbiosis.

¿Cómo mantenerte en Eubiosis?

Diversos estudios científicos demuestran que para mantener tu estado de salud estable debes contar con una Microbiota equilibrada. Hay diferentes tipos de Microbiota: bronquial, cutánea, urinaria, vaginal e intestinal.

En el caso de la Microbiota Intestinal estamos hablando de alrededor de 100 millones de bacterias, levaduras, virus, protozoos y hongos, entre otros microorganismos que cohabitan en armonía y cuyas principales funciones son la de barrera, para proteger tu organismo de agentes patógenos,  la metabólica, para asimilar y absorber adecuadamente los nutrientes, la inmunitarias para estimular al sistema que nos defiende de las enfermedades y la neuronal para tener una adecuada comunicación con el cerebro.

Para lograrlo te recomendamos:

  • Alimentarte de forma saludable a base de frutas, verduras carnes magras, sobre todo pescado, dejando de lado los carbohidratos, azúcares y grasas. La dieta mediterránea es la más recomendable.
  • Si bien la correcta limpieza de tu persona y los objetos que están tu alrededor son importantes, no caigas en excesos.
  • La actividad física adecuada a tu edad y estado de salud general te permitirán darle a tu organismo un plus de tranquilidad y energía necesario.
  • En caso de requerir antibióticos por alguna enfermedad, solicita a tu médico la prescripción de probióticos, que no sean sensibles a ellos (los que son a base de levadura no son sensibles a antibióticos), que en la dosis y presentación correctas, son un excelente apoyo para la prevención de la disbiosis y la recuperación del equilibrio de tu Microbiota Intestinal.

Vivir en estado de Eubiosis es lo ideal; lograrlo es sencillo, depende de ti modificar algunas cosas y tomar acción en otras. ¡Adelante! Tu cuerpo te lo agradecerá.

Consulta a tu Médico


Compra Floratil® en estos establecimientos. Da clic en la imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *