EL SISTEMA INMUNE Y LA MICROBIOTA. ¿EXISTE UNA RELACIÓN?   

por wordpressuser | 2 agosto, 2022 | 0 comentarios

La respuesta es DEFINITIVAMENTE SI.  

En este artículo vas a encontrar una explicación relativamente sencilla de cómo es que existe una interacción tan estrecha entre nuestro sistema inmunológico y nuestra Microbiota intestinal.  

¿En qué momento inicia esta relación? La respuesta es: al nacer.  

Cuando nacemos se inicia la colonización intestinal de microorganismos. Esto significa que independientemente de la vía de nacimiento, vaginal o cesárea, nuestro primer contacto con bacterias abundantes que ingresarán principalmente por la boca, será este momento. Al mismo tiempo, cuando nacemos, nuestro sistema inmune es relativamente inmaduro. Seguramente te preguntarás ¿Cómo es que nuestro sistema inmune es inmaduro al nacer y no nos enfermamos cuando ingresan estas bacterias?  Pues aquí es en donde inicia toda la MAGIA DE LA MICROBIOTA INTESTINAL. Resulta que es precisamente esta comunidad de microorganismos quienes juegan un papel clave en la maduración del sistema inmunológico y lo que sucede es que van a estimular al sistema inmune para que empiece a trabajar poco a poco. Por lo tanto, la Microbiota intestinal será ESCENCIAL para la maduración y regulación del sistema inmunológico de cualquier persona. 

Ahora, a lo largo de la vida, la Microbiota intestinal continuará trabajando para nosotros y nosotros para ella. Como ya hemos mencionado varias veces, estos microorganismos tienen funciones muy importantes para la salud tales como ayudar a digerir la comida especialmente las fibras, producir vitaminas importantes, protegernos contra bacterias y virus nocivos y seguir estimulando nuestro sistema inmunológico. ¿Cómo lo hace? Bueno, en realidad se habla poco de esto porque es un tema difícil de explicar, pero nosotros te lo vamos a intentar hacer fácil.  

Fíjate muy bien, la Microbiota intestinal del adulto, tiene la capacidad de modular al sistema inmunológico porque las bacterias van a tener una interacción directa con las células de intestino, es decir, el bicho (que es una célula) y nuestro intestino (que está formado de células) van a tener la capacidad de interactuar y de comunicarse. Esto, genera sustancias que pasan a la sangre. Por lo tanto, esta interacción no solo tendrá un impacto local (a nivel intestinal) sino que también tendrá in impacto sistémico, ósea, en órganos lejanos al intestino.  

¿Qué quiere decir esto? Esto quiere decir que al mantener una Microbiota intestinal saludable y equilibrada efectivamente puedes ayudar prevenir enfermarte de padecimientos intestinales, como diarreas por infección, pero también de otras enfermedades que no afectan el intestino per se, como gripas o infecciones de vías urinarias, por ejemplo.  

Estamos seguros que esto puede sonarte un poco a brujería, sin embargo, con esta explicación ahora podemos entender como es que esto funciona y seguramente comprendes la importancia de cuidar nuestra Microbiota intestinal desde el momento en que nacemos ya que un sistema inmunológico integro va a garantizar un adecuado desarrollo infantil pero también una vida adulta saludable.  

Si quieres saber más acerca de cómo cuidar tu Microbiota intestinal, síguenos leyendo. Lo que te vamos a ir adelantando es que existen probióticos como Floratil que han sido ampliamente estudiados y que ayudan a establecer un equilibrio microbiano y, por lo tanto, contribuyen al complejo balance entre la Microbiota y el sistema inmunológico.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.